Tres estrategias para una búsqueda de empleo exitosa

Por: Rubén González V.  Head Hunter en Menahel Recruiting


Buscar trabajo puede ser una experiencia de alto stress. Hay variables de mercado, momentos específicos, otras personas decidiendo y muchos factores que escapan a tu control y hacen que el resultado parezca fuera de tus manos.

La clave es enfocar en las cosas que si podemos controlar, como por ejemplo nuestro desarrollo personal.

1. Evalúa tus habilidades y posibilidades: Haz que sea un ejercicio a conciencia y ojalá compartiendo tus reflexiones con alguien a quien estés dispuesto a escuchar incluso en aquello que te cuesta asumir. Necesitas definir con certeza en que pie estás ahora para saber a que puedes optar mañana y que necesitas hacer si lo actual no te satisface. Proyéctate de cara al futuro de tu sector, visualizándote para los próximos 5, 10 o 20 años. Recuerda, te contratarán para que destaques en el próximo trabajo, el mundo cambia rápido, y si es necesario actualizar tus competencias el mejor momento siempre es "ahora". Hoy más que nunca los recursos online están disponibles para todos. Parte por lo que tengas a mano si no puedes optar al MBA que sueñas, tu ambición y compromiso te llevarán más lejos en tu formación.


2. Escucha a personas positivas: “El mercado”, “la sobrepoblación de profesionales”, “la pandemia” y etc. Te aseguro que encontraremos cifras que avalen todas las crisis, pero dime una cosa: ¿en que te aporta llenarte de angustia y pánico?, ¿crees que saldrá de ese estado emocional la fuerza que necesitas para dar vuelta el marcador? ¿vienen las soluciones de la gente que pregona desgracias? En momentos de desafío es cuando más debes enfocarte en escuchar a personas positivas que te ayuden a tornar las dificultades en oportunidades. Si no es alguien de tu entorno quien te de fuerza, hoy por hoy puedes optar a una gran cantidad de videos motivaciones, charlas y libros en gran parte gratuitos, que te ayudarán a ver las cosas con energía positiva..

La Acción cura el miedo.

3. Hazlo ahora: Justamente eso. Ahora!. Cuantas veces he visto gente que es despedida y se da un mes para “relajarse” pero saben que no tienen nada de cara al futuro. ¿Es posible relajarse en esa condición? Por mi experiencia profesional he visto gente en esta dinámica por muchos meses, simplemente porque no tomaron acción en el momento preciso y la angustia comenzó a bloquearlos. Se tomaron “un tiempo” y luego de ese periodo ya no tenían reales opciones, salvo tomar lo que viniera. Si sospechas hoy que puedes perder tu trabajo, mueve tus redes hoy, si quieres cambiarte planifica hoy el cambio lo más que puedas. Si de sorpresa sabes que mañana no estarás trabajando, revisa ese mismo día tu cv y ponte en búsqueda de inmediato. Un comienzo enérgico aumenta tus probabilidades de éxito futuro de manera considerable, evita que surja el miedo y te da una sensación de proactividad que es valorada por otros para elegir profesionales.

Éxito!


PD: Comparte este artículo si crees que puede ser de utilidad a un amigo.

15 vistas